Cuestión de Logística | El rezago tecnológico

por admin
7 ver

El Perú de hoy adolece de muchas cosas. La recesión pone de manifiesto no solo una torpe gestión gubernamental, sino también la mala/poca promoción de la inversión. Es así que, en un mundo donde la eficiencia y la velocidad son imperativos, la tecnología se ha convertido en el motor que impulsa el progreso en todos los sectores y, por supuesto, la logística no es la excepción.

En el contexto peruano nos encontramos ante una realidad desafiante: el estancamiento y la falta de inversión en tecnología en el ámbito logístico. En un momento crucial, con una economía tambaleante, es esencial abordar este tema con la seriedad que merece.

A pesar de ser un país con un potencial logístico considerable, la falta de modernización tecnológica ha limitado el desarrollo y la competitividad del Perú a nivel internacional. Mientras que en otras partes del mundo se están implementando soluciones innovadoras como la inteligencia artificial, el internet de las cosas y la automatización, en el Perú aún nos aferramos a métodos obsoletos, poco eficientes y nada interactivos.

El impacto de la falta de inversión

Las consecuencias de esta falta de inversión son evidentes. Los procesos logísticos se vuelven más lentos, menos confiables y más propensos a errores. Los costos operativos se incrementan, afectando directamente la rentabilidad de las empresas y encareciendo los productos para el consumidor final. Además, la falta de trazabilidad y visibilidad en la cadena de suministro aumenta los riesgos de pérdidas, robos y deterioro de la mercancía.

Pero no todo está perdido. Aún hay tiempo para revertir esta situación y llevar a la logística peruana al siglo XXI. Existen numerosas tecnologías que pueden implementarse para mejorar la eficiencia, la seguridad y la competitividad del sector. Clasifico algunas de estas tecnologías según su importancia y su potencial impacto en el sector logístico peruano:

Gestión de almacenes automatizada: La automatización de los procesos de almacenamiento y picking mediante el uso de robots y sistemas de gestión avanzados puede reducir drásticamente los tiempos de manipulación y aumentar la precisión en la gestión de inventarios.

Rastreo y seguimiento en tiempo real: La implementación de sistemas de rastreo basados en IoT y tecnología de geolocalización permite tener un control total sobre la ubicación y el estado de la mercancía en cada etapa de la cadena de suministro, lo que facilita la toma de decisiones y reduce los riesgos de pérdidas.

Optimización de rutas y transporte: Mediante el uso de algoritmos de optimización y análisis predictivo, es posible diseñar rutas de transporte más eficientes, reduciendo los costos operativos y minimizando el impacto ambiental.

Inteligencia artificial y machine learning: Estas tecnologías pueden utilizarse para analizar grandes volúmenes de datos y obtener insights valiosos para la toma de decisiones, como la demanda de productos, los patrones de consumo y las tendencias del mercado.

Blockchain: La tecnología blockchain ofrece un registro inmutable y transparente de todas las transacciones dentro de la cadena de suministro, lo que garantiza la seguridad y la integridad de los datos y reduce los riesgos de fraude y falsificación.

La urgencia de actuar

Ante este panorama, resulta evidente la necesidad de tomar medidas urgentes para modernizar la logística peruana y aprovechar todo su potencial. Sin embargo, la realidad política y económica del país plantea importantes desafíos en este sentido. La crisis económica y la falta de liderazgo del gobierno de Dina Boluarte han generado un clima de incertidumbre y desconfianza que ha frenado el desarrollo de inversiones en tecnología.

Es fundamental que tanto el sector público como el privado asuman su responsabilidad en este proceso. El gobierno debe crear un entorno favorable para la inversión en tecnología, mediante la implementación de políticas claras y estímulos fiscales que incentiven la innovación y la modernización. Por otro lado, las empresas deben estar dispuestas a adoptar nuevos enfoques y tecnologías, aunque esto implique una inversión inicial.

En conclusión, el futuro de la logística peruana depende en gran medida de su capacidad para adaptarse y aprovechar las oportunidades que ofrece la tecnología. Es hora de dejar atrás los métodos obsoletos y apostar por la innovación y la eficiencia. El camino hacia una logística moderna y competitiva está claro. ¿Estamos listos para tomarlo?

También te puede interesar

 Av. Guardia Civil 132, int 1802, Surquillo, Lima – Perú

Copyright ©caretas.pe | Por Revista Caretas

Todos los derechos reservados

Ilustración Peruana

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies
¿Estás segura de que quieres desbloquear esta publicación?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00