El año del caviar

por admin
14 ver
La muestra sobre el COLOR en el MAC fue lo mejor del año. Nunca antes se había visto tanta gente en su local. Foto: Juan Pablo Murrugarra

Nunca la palabra caviar fue tan endiosada, odiada o desgastada, a pesar de que nadie puede precisar con certeza qué es. Quizás se refieran a quienes simpatizan con la justicia social -que no es exclusividad de esa izquierda tan devaluada hoy en el Perú- mientras llevan una vida más o menos acomodada. Si la definición es correcta, debo admitir que nunca he conocido a un artista, curador, gestor, etc. que no sea caviar.

1. LO MEJOR

Roberto Huarcaya en la Bienal de Venecia. A pesar de la controversia creada a partir de conceptos antropológicos y de posturas ideológicas del mismo jurado, estoy convencido de que es el mejor representante que vamos a enviar a Venecia.  En la propuesta original se planteó incluir una canoa que estará a cargo de Antonio Pareja. Hubiera preferido que invitara a la notable Olinda Silvano, su gran competidora final.

La polémica es mezquina. Huarcaya es el hombre que más ha trabajado por el desarrollo de nuestra fotografía contemporánea y su obra es extraordinaria. Si las bases de la Bienal indican “extranjeros por todas partes” refiriéndose a los artistas “queers”, indígenas, migrantes, en suma, marginales, resulta que en el Perú, la mayoría de los artistas son alienígenas en nuestra sociedad.

Pedro Pablo Alayza nuevo director del MAC. Su experiencia lo califica holgadamente para un puesto en el que tendrá que enfrentar su mayor problema: La endémica falta de recursos. El MAC se ha beneficiado con la mejor muestra del año, “Color”, traída desde España y completada con artistas peruanos. Lo reemplaza en Pedro de Osma la animadora de Art Lima, Rochi del Castillo.

2.- INSTITUCIONES.

ICPNA. Tiene recursos suficientes para mantener activas tres galerías con exposiciones simultáneas y un Museo de Grabado cada vez más dinámico. Joaquín Roca Rey, Ishmael Randall Weeks y Carolina Kecskemethy tuvieron grandes exposiciones.

Centro Cultural Pontificia Universidad Católica. La celebración del Festival de Cine es el evento visual más importante del país. Su galería cuenta con una acertadísima gestión. Fue memorable la antológica de Venancio Shinki.

Centro Cultural Inca Garcilaso. Es un gran aporte de nuestra cancillería. Sus numerosas actividades son imposibles de reseñar en este espacio. “Shiminbro, el hacedor del sonido” de Santiago Yahuarcani, ha sido trascendente. Gracias a espléndido trabajo de Gredna Landolt la amazonia ha estado presente casi todo el año.

C.C. Británico. Destaca la colectiva de dibujo ‘Now What?! (Drawing Edition)’, curada por Fidel Barandiarán.

Alianza Francesa. La institución es de intensa actividad multidisciplinaria. La exposición de mayor interés ha sido la de Graciela Arias, una artista que logró el imposible de integrar a Manet con la selva peruana.

Centro Cultural Ccori Wasi. Tuvo la antológica  de Manuel Pantigoso y al artista joven más destacado del año: Kevin Delao. Cierra el año José Luis Carranza cuyo ruido no comparto.

Graciela Arias logró el imposible de llevar a Manet a la selva peruana. Exhibió en la Alianza Francesa. Foto: Sandra Elías

3. GALERIAS

Sólo tres galerías tuvieron actividades frecuentes. La Galería destacó con un muestra superlativa de Leoncio Villanueva, sin duda lo mejor de este año. En Forum sobresale el regreso de Salvador Velarde. Galería del Paseo trajo a las únicas artistas internacionales de trascendencia: Ana Tiscornia y Liliana Porter.

4. LO PEOR

El ICPNA deberá replantear su concurso para evitar el descalabro del presente año. Urge nombrar a un jurado que seleccione a los finalistas y no dejar todo en manos de un curador omnímodo con cuestionables resultados. He analizado algunos proyectos rechazados, como el de Henry Ortiz, originalmente aceptado y luego vetado por razones que se prestan a suspicacias. A pesar de aducir que fue una fe de erratas, una captura de pantalla -hoy borrada- permite confirmar el regocijo causado por esta decisión entre algunas aguerridas militantes de ENSABAP. No fue el único cancelado en las exposiciones del año. Son varios los “litigios artísticos” que luego se presentan como obra de arte conceptual.  

El MUCEN da una interpretación laxa a la pintura traicionando la convocatoria de su concurso. Cabría exigirle mayor rigor a esta dependencia del BCR para evitar la frustración de muchos artistas rechazados para otorgar prioridad a propuestas ajenas al oficio pictórico. Nunca se volverán a presentar.  Es impostergable la redefinición lo que consideran pintura o de lo contrario abandonar el esnobismo de buena parte de eso “nuevo” hoy seleccionado y que, por lo menos, se remonta a un siglo atrás. El resultado es decadente.

Harry Chávez tuvo la mejor muestra del año en las galerías de la Municipalidad de Miraflores. Foto: Harry Chávez

Municipalidad de Miraflores. Su desprecio a toda actividad cultural es comprobable: El PLAM sólo tuvo una muestra destacada. La 770, un espacio mínimo, concentró la mayor actividad. Destacan Monzón, Harry Chávez y varios más.  La última decisión del caprichoso alcalde ha sido impedir el ingreso a la exposición de Sifuentes por la Sala Miró Quesada o por el Palacio Municipal. Sólo la puerta de entrada del personal, a mitad de cuadra en Larco, permite el enrevesado acceso a las esculturas. Cuenta con una muy eficiente gerente de cultura y un activo encargado de las salas que lucen con las manos atadas. Dicen que invertirá en recuperar el PLAM, pero de nada servirá una mejor infraestructura sin un adecuado presupuesto. No lo dará. CARETAS (15/12/23) permite comprobar que Canales ha ejecutado apenas el 5.9% de sus más de S/ 80.7 millones presupuestado. Un ejemplo de esta inacción lo podemos ver en la Sala Miró Quesada. Por primera vez en sus 40 años de existencia ha permanecido cerrada en el mes de diciembre… y en enero y etc. … también.

Municipalidad de Lima. Es impúdico el rechazo de Renovación Popular a manifestaciones culturales. Pancho Fierro presentó una vergonzante actividad sobre arte abstracto en la cual, según los participantes consultados, han tenido que pagar 100 dólares al curador para poder ser incluidos. Es el uso del espacio público para el lucro privado. Cierra el año la extemporánea muestra histórica Ingunza-Laso, curada por Cecilia Bákula. La actividad es más propia del postergado Museo Metropolitano (MET) que de una sala con poquísimos visitantes debido a la dificultad del acceso al centro histórico. En esta última quincena la sala está aún más desolada y las semanas siguientes también.

2024 deberá ser el año en que despertemos del letargo.

También te puede interesar

 Av. Guardia Civil 132, int 1802, Surquillo, Lima – Perú

Copyright ©caretas.pe | Por Revista Caretas

Todos los derechos reservados

Ilustración Peruana

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies
¿Estás segura de que quieres desbloquear esta publicación?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00